Con el firme propósito de materializar la transferencia tecnológica y democratizar el acceso del pueblo venezolano a herramientas informáticas fabricadas en suelo patrio, nace el 04 de octubre de 2005 la Fábrica del Computador Bolivariano, Venezolana de Industria Tecnológica (VIT), como resultado de un convenio suscrito entre la República Popular China y nuestro país, que permitió el 01 de diciembre de 2006 iniciar su proceso productivo.

La Casa del Computador Bolivariano, fábrica socialista adscrita al Ministerio del Poder Popular para Industrias, gracias a la concepción del Líder Supremo de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, se constituyó como punta de lanza del desarrollo tecnológico y socio-productivo del país, orientada a avanzar paulatinamente hacia la consolidación de la seguridad y soberanía nacional.

Llevar a cada rincón de Venezuela equipos de computación elaborados con altos estándares de calidad y tecnología de avanzada a nivel mundial, son las premisas fundamentales del talento humano de nuestra institución, el cual destaca por ser una fuerza trabajadora altamente calificada y consciente del rol de vanguardia que el momento histórico de la Patria le llama a asumir.

En permanente contacto con comunidades e instituciones, Venezolana de Industria Tecnológica (VIT), promueve la realización de jornadas y aportes sociales que llegan día tras día a poblaciones de todo el territorio nacional, lo cual se ha traducido en la dotación de espacios destinados a la educación, deporte, cultura, salud y en general, al vivir bien de todas y todos.

En franco crecimiento, VIT inició en 2013 la producción y comercialización de servidores, equipos de alta gama, de amplia utilidad en industrias, instituciones públicas y de gobierno, lo cual, aunado a la segunda línea de producción multiproducto y al Laboratorio de Investigación, Desarrollo, Pruebas y Certificación de Productos VIT, que evidencian el crecimiento de nuestra industria y representa un paso agigantado para consolidar la soberanía y seguridad nacional.

Luego de una década de labores ininterrumpidas al servicio del pueblo venezolano, la Casa del Computador Bolivariano, Venezolana de Industria Tecnológica (VIT), en nombre de las trabajadoras y trabajadores que constituyen el alma, cuerpo, corazón y vida de nuestra fábrica se llena de júbilo al afirmar que hemos alcanzado:

¡10 años poniéndole el corazón a cada computador!.